Más de 150 toneladas de plástico están presentes en el mar. Ello ha supuesto una catástrofe medio ambiental para este ecosistema donde la vida marina es una de las más ricas del planeta. Hoy, en nuestro blog, comentamos algunos de los efectos que este tema está generando y los consejos a tener en cuenta para evitar contaminar más, sobre todo haciendo referencia a aquellas embarcaciones que estén navegando por el mar de forma asidua.

La vida marina, en peligro

Al haber mucha más presencia de plástico, se produce el enredo o la ingestión de estos plásticos por parte de los animales que viven en el mar, lo que hace que enfermen o mueran. El hábitat además, se degrada,  causando un empeoramiento del estado de la naturaleza. Dichos plásticos además, contienen sustancias químicas, las cuales permanecen en el interior de los animales que ingieren los mismos.

Un peligro también para la salud humana

Existe una mayor exposición a los productos químicos cuando ingerimos pescado, ya que estos han estado expuestos a dichos plásticos o los han ingerido, lo que supone un peligro para nuestra salud y bienestar.

Depositar residuos en el mar tiene un mayor coste que reciclarla

El coste estimado de la basura marina está entre los 259 millones y 695 millones de euros, sobre todo para el sector del turismo y los sectores pesqueros.

Reciclar favorece al clima

Reciclar 1 millón de toneladas de plástico equivale a retirar 1 millón de automóviles de la carretera, en términos de emisiones de CO2, por lo que si se evitara el depósito de plásticos en el mar, el estado del Planeta mejoraría.

¿Cuál es la solución?

La solución es muy sencilla: se debe evitar depositar a toda costa residuos y plásticos en el mar. Evitar plásticos de un solo uso como platos, cubiertos, vasos, bastoncillos de algodón, filtros de cigarros… Todos estos elementos son causa del 50% de la contaminación marina.

En Servmar evitamos que el mar quede más dañado todavía, por ese motivo, si dispone de una embarcación que genera residuos derivados del plástico no dude en llamarnos. Nosotros gestionaremos sus residuos teniendo en cuenta nuestro principal tesoro: los océanos. 

Compartir